Piñera y Macron se reunieron en Francia: avanza el diálogo para modernizar el acuerdo comercial entre ambos países

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró este lunes que la modernización del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) está “a puertas” de concluir, tras una reunión con su par francés, Emmanuel Macron, en el marco de una gira europea.

Hablamos de cómo acelerar el nuevo acuerdo de colaboración entre Francia, la UE y Chile y que está a puertas de ser alcanzado”, dijo Piñera en una declaración a la prensa, sin preguntas, tras almorzar con Macron en el palacio del Elíseo.

El bloque europeo y el país sudamericano empezaron a negociar en noviembre de 2017 la modernización del marco diplomático vigente entre ambos desde 2003, que incorpora un apartado comercial, para incluir aspectos como inversiones o propiedad intelectual.

El presidente de Francia, que asumirá la presidencia protémpore de la UE en enero, expresó su apoyo y una “conclusión exitosa” de las negociaciones, aunque recordó sus líneas rojas: protección de las inversiones y cumplimiento efectivo del Acuerdo de París.

El apoyo de Macron no es baladí, máxime cuando ya reiteró el viernes su oposición al acuerdo comercial entre los 27 países europeos y las naciones del Mercosur concluido en 2019 por cuestiones de protección del clima y la biodiversidad.

La UE es el tercer socio comercial de Chile, tras China y Estados Unidos, e importó bienes en 2020, especialmente productos agrícolas y mineros, por 5.886 millones de euros (6.985 millones de dólares, al cambio actual), según datos de la Comisión Europea.

Chile, el 39º socio comercial de la UE, importó por su parte bienes europeos por poco más de 7.534 millones de euros (8.940 millones de dólares), especialmente maquinarias, equipos de transporte y productos químicos, según la misma fuente.

“Momento histórico”

La visita de Piñera, en el marco de una gira europea por Francia, España, Italia, el Reino Unido y el Vaticano, llega en plenos trabajos de la Convención Constituyente para remplazar la actual Constitución, heredada de la era del dictador Augusto Pinochet.

El Elíseo había anunciado que este asunto estaría en el menú del almuerzo de ambos dirigentes y Macron destacó, durante la declaración conjunta final, el “momento histórico” que vive Chile y expresó “todo el apoyo de Francia”.

Sobre las crisis políticas en Venezuela y Nicaragua, ambos dirigentes evocaron “la necesidad de soluciones democráticas, pacíficas y negociadas”, indicó el presidente francés, que recibió a Piñera junto a su esposa, Brigitte Macron.