Pelucas, pistolas y hasta gafas: qué se “robaron” los actores de “La Casa de Papel”

La Casa de Papel inicialmente era producida por Antena 3, pero cedieron los derechos de emisión y de autor al Rey Midas de las producciones: Netflix. Así fue cómo la serie superó las fronteras de España para convertirse en un fenómeno global, convirtiéndose en la serie en habla no inglesa más vista en la historia de la plataforma. Esto, por supuesto, cambió la vida de todos los involucrados del proyecto, de principio a fin.

Se acaba de estrenar la primera parte de la quinta temporada. Como ya no tenían nada que perder, Infobae decidió averiguar −con casi todo el elenco− qué tan buenos ladrones eran: qué accesorios representativos se habían llevado del set. ¿Sus respuestas? Algunas sorprendentes y otras no muy creíbles, pero lo que sí quedó claro es que se divirtieron mucho en el proceso.

Infobae tuvo la oportunidad de hablar con Esther Acebo (Estocolmo), Jaime Lorente (Denver), Belén Cuesta (Manila), Álvaro Morte (El Profesor), Najwa Nimri (Sierra), Pedro Alonso (Berlín), Patrick Criado (Rafael), Luka Peros (Marsella), Enrique Arce (Arturo Román) y Hovik Keuchkerian (Bogotá), quiénes admitieron por primera vez (como Najwa Nimri) qué se habían llevado a sus casas, y hasta nos dieron sus razones.

Así es como Marsella cuenta que, más allá que de regalo recibió -como el resto- la máscara de Dalí y el mono rojo, tenía otras intenciones: “Yo quería robar un gorra… pero no soy un ladrón, soy un actor”, contó Luka, sonriendo. Rafael no apela a la sinceridad: se quedó con un reloj. “Me lo llevé sin querer, me di cuenta cuando llegué a mi casa…”, se justificó. Pedro Alonso, o Berlín, su padre en la ficción, no le cree del todo: “Así es como uno vende su arma al diablo. Yo me lo llevé sin querer, y ya que me lo había llevado…’”, bromeó.

Enrique Arce explicó que no supo, por la manera en la cual se rodó la serie, que su último día de rodaje era, efectivamente, su último día. Se enteró después. Y por eso, su Arturo Román se fue con las manos vacías. Su archienemigo, Denver, se quedó con… ¡dos focos! “No, es en broma…”, aclara de inmediato Jaime Lorent. “No robamos nada… por somos gente muy legal”, advirtió Belén Cuesta, o Manila. Y habrá que creerle.

Pero, ¿y el resto? Najwa Nimri se llevó algo a espalda de Netfix, y muy a conciencia. ¿Qué fue? ¡A ver el video!, también para saber con qué se quedó también El Profesor.